Kuelap, el reino de los Chachapoyas - Amazonas

10/6/12


La Ciudadela de Kuélap, del reino de los Chachapoyas se levanta en la cumbre de un promontorio rocoso a tres mil metros de altura en los Andes Amazónicos. y desde donde se tiene una vista estratégica del territorio en toda su dimensión.

La construcción de la ciudadela habría demorado 200 años, siendo habitada entre los años 1000 a 1450 años dC, siglos en las cuales sus inmensas murallas permanecieron infranqueables. Fue el imperio inca el que logró sojuzgarlos, tras sitiar la ciudad hasta vencer la resistencia de estos valientes guerreros. Años después y motivados por la ambición llegarían los conquistadores españoles, pero defraudados al no hallar el metal dorado que buscaban, se retiraron quemando la ciudad.

Kuélap fue descubierto en 1843, y abierto a los visitantes y turistas en el año 1979. Hay otros lugares dentro del Complejo Arqueológico Monumental Kuélap que todavía no son accesibles a los turistas, entre ellos el Subterráneo que es una caverna bajo tierra que tiene más de 60 metros de extensión y que tiene un riachuelo de donde brota agua caliente, en el futuro estos lugares estarán en la capacidad de ser presentados al turismo.
Complejo Arqueológico Monumental Kuélap
Tres turistas observando la impresionante altura de las murallas

La cultura Chachapoyas o Sachapoyas ha dejado otros grandes monumentos de piedras además de Kuélap, se encuentran el Gran Pajatén y el Gran Saposoa todavía cerrados para el turismo, pero no para osados turistas, y la Laguna de los Cóndores que se encuentra a diez horas de viaje en acémila desde el distrito de Leymebamba, y de donde se han recuperado gran cantidad de momias que se exponen en el museo de dicho distrito.  . 

Esta joya arquitectónica del Perú fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación en 1998. Se encuentra ubicada en el distrito de Luya, provincia de Tingo; a 35 kilómetros al sur de Chachapoyas capital del departamento de Amazonas.
Kuélap es uno de los más importantes atractivos turísticos del Perú.

Aquí algunos fragmentos de un artículo de Rolly Valdivia publicado en Travesías.


"Ya se ven las primeras paredes de piedra. Son enormes y colosales, infranqueables, construidas para resistir el ataque de los más fieros invasores. Kuélap (distrito de Tingo, provincia de Luya) es una fortaleza protegida por murallas de 20 metros de alto. Sus tres accesos escalonados se van estrechando y hay sectores en los que sólo puede pasar un hombre. De esa manera se evitaba una invasión en masa. Los atacantes tenían que tener paciencia y cercar el lugar. Eso hicieron los incas que demoraron años en vencer a los hombres de las niebla. Fue una lucha cruenta y heroica, una victoria abnegada para las huestes de Túpac Yupanqui, el orejón cusqueño que dominaría la actual región del Amazonas alrededor del año de 1480. La derrota abrió heridas profundas en los pobladores locales. Ellos jamás aceptaron el dominio de los señores del Tawantinsuyo.Por esa razón, cuando los españoles aparecieron en el mundo andino, los curacas chachapoyanos se aliaron con los ibéricos. Era su venganza, su forma de demostrar su encono y su último intento por recuperar su autonomía. Fue una apuesta arriesgada. Una apuesta que perdieron....

Ya en el lugar, un guía local se afana por explicarles de todo un poco (...) También habla de las concesiones mineras que amenazan el entorno geográfico, de los 25 millones de metros cúbicos de material que sus antepasados utilizaron en la obra, del Pueblo Bajo con sus más de 300 estructuras y del Pueblo Alto con sus 80 edificaciones, de las grandes dimensiones del complejo (584 metros de largo, 110 metros de ancho) y de los trabajos de recuperación que el Instituto Nacional de Cultura realiza actualmente. “¿Qué les parece?”, pregunta con entusiasmo, el mismo que ya invade a los buscadores del otro Machu Picchu. Ellos están fascinados, recorriendo pasadizos estrechos, contemplando el vacío en los límites de la fortaleza, acercándose al Tintero, que habría sido un edificio ceremonial de más de cinco metros de altura, y al Castillo, una estructura de tres plataformas superpuestas.


Ya no piensan en la maravilla cusqueña (...). Ahora sí recuerdan el nombre de lugar en el que están, porque jamás se olvidarán de Kuélap, de Chachapoyas ni de Amazonas, una región de contrastes, de montañas y bosques, de gente de sierra y selva. Un territorio agreste y corrugado en el que germinó una cultura única. Un destino turístico en el que aún quedan muchos atractivos por descubrir".

© Fotos del Ps.. Emanuel Solano Gosgot, nuestro agradecimiento por el envío


Una de las tres entradas de la ciudadela Kuélap, se ve la forma de embudo.


Complejo Arqueológico Monumental Kuélap
Construcciones circulares de la ciudad


El tintero







Muros con frisos geométricos


Complejo Arqueológico Monumental Kuélap
Viviendas circulares


Complejo Arqueológico Monumental Kuélap


CÓMO LLEGAR VÍA TERRESTRE
La distancia de Lima hasta Chachapoyas es de 1 409 kilómetros (vía Chiclayo). Tiempo aproximado:
21 horas. Hay servicios directos con alimentación a bordo. Para acortar el viaje, se recomienda tomar un vuelo hasta Chiclayo (una hora desde Lima) y de ahí continuar por carretera (455 kilómetros, 12 horas).

RUMBO A KUÉLAP Y GOCTA
De Chachapoyas a Kuélap: 72 kilómetros.
Tiempo de viaje: tres horas, aproximadamente. Se recomienda alquilar un taxi si piensa retornar el mismo día a la capital regional. El camino en auto no llega hasta el complejo arqueológico. Hay que caminar unos 30 minutos, por un sendero claramente marcado.
De Chachapoyas a Gocta: 37 kilómetros hasta Cocachimba. Tiempo de viaje: dos horas. Hay servicio público y privado. Desde Cocachimba a pie hasta la catarata por un camino sinuoso.
Tiempo estimado: cinco horas (ida y vuelta). Se requiere contratar los servicios de un guía local y se recomienda el uso de botas.

DÓNDE DORMIR Y COMER
Los mejores servicios se encuentran en Chachapoyas, la capital regional. La ciudad ofrece variedad de hospedajes de categoría intermedia.
No hay ningún establecimiento cinco estrellas. Lo mismo ocurre en el caso de los restaurantes.
En María, el pueblo más cercano a Kuélap, varias familias han habilitado cuartos en sus viviendas. No hay lujos, pero la experiencia es reconfortante. También hay establecimientos para comer.

Etiquetas:

2 comentarios :

  1. Un dato mas, Llamada La Fortaleza y construido en la cima de una alta montaña es el conjunto arqueológico más importante de la selva montañosa peruana. Se le presenta al visitante como un lugar inexpugnable, rodeado de farallones y precipicios por tres de sus cuatro costados. Construida en una zona de bellos paisajes que conjugan las alturas de los Andes y la selva amazónica lo que crea un espectáculo incomparable.

    Es posible que su nombre, Kuelap, derive de la deformación de la palabra "Cónlap", que es nombre de un pueblo que habitaba esa región según mencionan documentos coloniales españoles fechados en el año 1591.

    ResponderEliminar
  2. The Chachapoyas Culture (known as the Cloud Forest people): Little is currently known of this culture, although it was one of the most advanced civilizations to develop in the tropical jungle region of Peru. One of the most outstanding archaeological remains of this culture, Kuelap, was discovered by a local resident in 1843. This is one of the places I always visit whenever I visit my friend in Peru.

    ResponderEliminar

Agradezco su comentario y aporte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...